Dardo Rocha. Fundador de la Ciudad de La Plata. Por José Narosky

0
47

 

 

“Quien más firmes convicciones posee, no teme rectificarse”.

A Dardo Rocha se lo menciona especialmente, por haber sido el fundador de la Ciudad de La Plata.

Y es merecedor de ese recuerdo, desde ya. Porque, habiendo sido elegido gobernador de la Pcia. de Buenos Aires, a solo cuatro días de iniciar su mandato, elevó un proyecto a la Legislatura Provincial, para crear la capital de la Provincia.

Y se efectivizó su iniciativa, en unos terrenos altos del municipio de Ensenada, denominados precisamente «Lomas de la Ensenada».

El Senado lo aprobó y el Poder Ejecutivo lo promulgó. Y el 19 de noviembre de 1882 se inauguró la nueva Capital provincial. Se la denominó La Plata.

El gobierno que el Dr. Dardo Rocha encabezaba hacía un año y medio que había asumido el cargo y ese 19 de noviembre trasladó su sede a La Plata, ya definitivamente.

Pero Dardo Rocha había tenido muchos logros. Entre estos, dotó a La Plata de una Universidad, de la que fue el primer Rector.

Promulgó la primera ley sobre patentes e invenciones.

Propulsó una ley de protección de industrias nacionales.

Pero además ocupó cargos de jerarquía. Entre ellos fue magistrado de la Suprema Corte. También Diputado y Senador.

Rocha residió –salvo su etapa de funcionario provincial- en Buenos Aires con su esposa y sus cinco hijos en una vieja casona propiedad de sus padres, en la calle Lavalle, entre Suipacha y Esmeralda, aquí en el centro de Buenos Aires.

Era abogado, recibido a los 25 años.

Finalmente como diplomático, representó a nuestro país ante los gobiernos de Bolivia y Paraguay. Y hasta fue candidato a Presidente de la República, derrotado en las urnas por Juárez Celman.

Y una anécdota que define su personalidad, con más claridad que sus logros o sus cargos, que no fueron pocos.

Un ex ministro de su gobierno –cuando Dardo Rocha era gobernador-, había sido desplazado por este por alguna irregularidad en su desempeño, lindante con la corrupción.

El ministro, fue naturalmente, obligado a renunciar. Tiempo después, en una charla informal con un periodista que se comprometió a no darle divulgación a la declaración del funcionario desplazado, el ex ministro se expresó muy mal de Rocha, incluso aludiendo –mejor diría, inventando- facetas negativas de la personalidad del gobernador y atribuyéndole falsamente, una incapacidad total para gobernar.

El periodista, publicó –quebrantando su promesa- todos los infundios vertidos por el ministro saliente, Rocha leyó las calumniosas palabras de su ex ministro.

Rocha averiguó el lugar donde este se desayunaba diariamente y allí concurrió, al dia siguiente de la publicación tan ofensiva.

Se sentó entonces frente al funcionario despedido, quien palideció ostensiblemente. Y sin que Rocha le preguntase nada, expresó:

-Dr. Rocha. Créame que el periodista distorsionó mis palabras. Sabe como lo respeto a Ud..

Y entonces el gobernador Rocha le dijo:

-Sólo he venido para que Ud. me explique las carencias que me atribuye, ya que tengo la certeza que pueden ser reales. Y quizá, agregó Rocha y se lo manifiesto sinceramente, tenga más aspectos negativos, que los que Ud. manifestó al periodista. Pero simplemente quería aclararle que las que Ud. mencionó como “hipocresía e insensibilidad” de mi parte, esas carencias no las tengo. Buenos días. Y se retiró.

Creo que esta breve anécdota nos da el perfil de Dardo Rocha.

Porque los hombres, que menos se perdonan a si mismos, más perdonan a los demás. Y demostró su integridad moral. Porque siendo gobernante pudo defenderse con las armas que da el poder. Pero no lo hizo.

Y esta reflexión final para Dardo Rocha en forma de aforismo.
«Los hombres verdaderamente libres siempre son esclavos de sus principios»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí