Escándalo en Serenos de Buques: audios comprometen al dirigente Ivaldi

La filtración de escandalosos audios comprometen a la conducción del Sindicato Único de Serenos de Buques (SUSB) que encabeza el octogenario Antonio Ivaldi y representa a uno de 360 trabajadores del sector. La principal apuntada por supuestos desfalcos, desvío de fondos y manejo irregular de las millonarias arcas del gremio es la hija del líder sindical, Mariel Ivaldi.

Este medio accedió de manera exclusiva a una serie de audios y documentación que describen la operatoria llevada adelante por la familia Ivaldi, y prueban los grotescos movimientos de dinero de las cuentas de la organización y la obra social.

El secretario general Ivaldi, que ya supera los 80 años de edad y quien además arrastra graves problemas de salud, se ve envuelto en un escándalo en plena elecciones de autoridades. El material filtrado describe movimientos fraudulentos de fondos sindicales que la propia hija de dirigente llevó adelante.

Referimos a Mariel Ivaldi, encargada de la Obra Social de Serenos y adjunta del sindicato, sin ser trabajadora de la actividad. Es la principal apuntada en los audios como responsable del desviamiento de fondos.

En los audios se escucha a un contador contratado por el gremio para intentar dar forma a los balances, en un manotazo de ahogado para justificar los exorbitantes gastos que la dirigente llevaba adelante en nombre del sindicato y los afiliados.

“Una cosa es si fueran 110 pesos, ya habría documentos de respaldo, ahora si me estás hablando de millones… es significativo, fuera de broma, vamos todos en cana, no puedo respaldar algo que no tengo sustento”, dijo el profesional en uno de los audios filtrados, al referirse a los pedidos de Mariel para “tapar” gastos.

Y agregó: “Yo no puedo justificar un porcelanato de Italia… Si vos te lo gastaste en un pito africano, ponelo en un documento”.

Los mayores desvíos habrían sucedido durante los años de pandemia. Para realizar los movimientos, la dirigente gremial habría falsificado la firma del tesorero.

Ivaldi hija y el contador eran los únicos personas en poder de los Token para operar en las cuentas bancarias, incluso la clave personal del tesorero. Según confirmaron altas fuentes de la organización, todas las transferencias se realizaban sin autoridades de comisión directiva.

Uno de los puntos que llamó la atención fue el pedido de préstamos personales millonarios a la cuenta personal de Antonio Ivaldi, sumado a gastos sin justificación por más de 4 millones de pesos. Uno de los audios filtrados aporta detalles sobre esta cuestión.

“Cuando yo desembarco en el sindicato desapareció toda la plata de la cuenta de Antonio. Bárbaro, yo trato de recuperarle, que es ver de hacerle una especie de préstamo personal para recuperarle. Se consigue, se hace, se hace todo legal, yo hago las certificaciones, le rescato al pobre hombre los 4 millones que tenía en su cuenta privada, de los cuales se gastan todo”.

Para aumentar las arcas del sindicato y dar vía libre a los gastos, la conducción del sindicato transfería dinero de la cuenta de la obra social hacia el gremio. El gasto de dólares en el exterior por 20 mil dólares pagados por el sindicato “y faltaba ir a Dolce&Gabbana” eran maniobras normales y habituales de Marel. Se registraron desviamientos de 5 millones de pesos sin justificar de cuentas de la obra sociales todos los meses.

Las operatorias de Ivaldi provocaron fuertes inconvenientes en la administración de la organización, que hasta llegó a dejar de pagar aportes laborales, entre abril y junio de 2021, según confirmó este medio.

“Me ha pasado de no poder pagar cargar sociales porque se gastaron la plata. Yo tenía destinado 500.000 pesos para pagar cargas sociales y te encontrás con gastos de un plumero de Gucci”.

En los ejercicios contables de 2019 y 2020, se registraron gastos generales por un total de 24 millones de pesos, con ítems con valores escandalosos y sin justificación. Uno de ellos es el punto Subsidio Cuarentena por más de 2.400.000 de pesos, un supuesto subsidio que el gremio nunca entregó a sus afiliados.

Además de Mariel Ivaldi, el otro actor beneficiado fue su hijo, quien además de figurar como empleado de la obra social, hizo uso del dinero aportado por su madre para recorrer el mundo y realizar ostentosos gastos en dólares en distintos puntos del país, sudamérica, EEUU y Europa, dejando registrado sus hazañas en sus redes sociales.

No existen certezas acerca de un consentimiento de Antonio Ivaldi hacia su hija para realizar los movimientos. Es importe remarcar que el actual titular del sindicato se encuentra en sillas de ruedas, producto de las consecuencias físicas que le provocaron los dos accidentes cerebrovasculares en los últimos años. La situación lleva a especular con la manipulación realizada familiarmente para sostener el status quo.

Los balances de la organización, que también salieron a la luz, reflejaron llamativos desvío de fondos a proveedores inexistentes. La crítica de diferentes afiliados sobre este punto es el abandono de las diferentes delegaciones, donde los afiliados no cuentan con servicios: “el sindicato está ausente, no tenemos servicios y están encerrados en Buenos Aires, nos abandonaron”.

“Yo tenía prohibido hablar con gente del gremio o delegados”, aseguró el contador en otro de los audios, que comprobaría la orden de la conducción de acercarse a los trabajadores y las delegaciones, un sindicato de espalda a sus afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior