LOS CELESTES PROVIDA AHORA VAN A LAS URNAS

0
76

Se acortan los días en el camino a las próximas PASO, y a diferencia de elecciones anteriores un nuevo jugador entra en escena, a la hora de elegir entre las distintas, y en ocasiones numerosas opciones. Solo por mencionar a la provincia de Buenos Aires, los bonaerenses se encontrarán con una cantidad de entre 18 y 26 boletas en el cuarto oscuro, cifra nada despreciable teniendo en cuenta que aún sin la boleta única, el despliegue de opciones será muy amplio. No obstante, hasta ahora siempre podían encuadrarse dentro de una matriz de oficialismo vs. oposición, y como mucho algunas alternativas que pretendían explorar la “tercera vía” o “calle del medio”, como algunos la llamaban, pero siempre en un entendimiento de la política de derecha vs. de izquierda.
Es decir que hasta el momento, las opciones para el electorado consistían en una suerte de “apuesta” por uno u otro sector, que prometía mas apoyo a determinado grupo de la sociedad basado en ideologías de centro derecha, centro izquierda o mas extremos, pero con la esperanza de que quien resulte electo luego cumpla sus promesas, o al menos, la plataforma partidaria que juró respetar.
Por primera vez, y a la manera en que los partidos ambientalistas desembarcaron en Europa décadas atrás, un nuevo sector se alza dentro de la política argentina, rompiendo los esquemas tradicionales, o al menos, no admitiendo encuadre de derecha o de izquierda: aquellos que se opusieron al aborto durante los debates parlamentarios. Tampoco admiten rotularse estrictamente como opositores, toda vez que su línea de pensamiento es transversal al gobierno actual como al anterior, encontrando adeptos en todas las fuerzas políticas, incluso de izquierda.
El movimiento “provida” (derivado de su sigla en inglés pro-life) registra sus primeros pasos como tal en la década del ´70, luego de la legalización del aborto en los Estados Unidos, y desde entonces fue extendiéndose con mayor fuerza en todo el mundo occidental, que es donde prevalecen la mayor cantidad de países con legislaciones permisivas, y en nuestro país desde el año 2015, con aún mayor énfasis luego del debate impulsado por el expresidente Mauricio Macri, pero siempre desde el ámbito de la sociedad civil.
Sin embargo, esta será la primera vez que los provida, quienes en 2018 adoptaron el color celeste como emblema internacional, se vuelcan a la política, y vayan a las urnas con la única misión de restringir la legislación de aborto vigente, a poco mas de 8 meses de su aprobación, para lo cual constituyeron un partido político propio, cuya personería fue otorgada recientemente en el mes de marzo pasado para competir en la provincia de Buenos Aires: el PARTIDO CELESTE PROVIDA.
Este partido resulta inédito, no solamente para la política argentina, puesto que representa ciudadanos de todo estrato social y de diversos pensamientos, de todo el arco político, cuyo objetivo principal esta vinculado a la temática del aborto, sino también para el mundo entero, puesto que no hay registro de otro partido con concepción “anti-aborto”. Este record argentino, se suma al pañuelo celeste (hoy emblema en muchos países) que también es “industria argentina”, y lanzado allá por 2018 por los mismos que hoy encabezan la lista para diputados nacionales del Partido Celeste: Ayelén Alancay y Raúl Magnasco, referentes legendarios y activistas de la Fundación Mas Vida (la mayor entre las celestes).
Tanto Alancay como Magnasco, y la larga lista de miembros que participaron activamente del armado partidario, nunca tuvieron participación en la política, sino desde la fundación que ayuda a madres con embarazos vulnerables, pero también produce documentales y brinda capacitaciones y concientización. Ellos sostienen que, si bien todas las encuestas muestran una mayoría de la población “a favor de la vida” (en contra del aborto), esta representación no se da de igual manera en la política tradicional, por lo que asumieron el clamor de tanta gente que reclama diputados que cumplan su mandato de representar. Ahora solo resta esperar si ese clamor se traslada en los votos necesarios para alcanzar los escaños necesarios para encaminar un proyecto de ley superador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí